Mobiliario urbano, combinación entre diseño y resistencia

mobiliario urbano bancos

Cuando viajamos a una ciudad no solamente nos fijamos en sus monumentos más famosos, en la arquitectura de sus edificios o en sus jardines, aunque parezca un detalle al que no se le dé importancia, su mobiliario urbano puede contar muchos detalles de cómo es la ciudad: si es de calidad, si es funcional, si está cuidado, si es suficiente o si se encuentra bien situado.

Uno puede hacerse una idea del carácter de un barrio o de una ciudad entera observando sus muebles urbanos, es más, es capaz de otorgarle cierta identidad; ¿qué sería de Londres sin sus famosas cabinas telefónicas rojas?

En el conjunto de elementos que pueden formar el mobiliario urbano, encontramos diferentes objetos que son instalados para cumplir propósitos para la vida de las personas y que, además de cumplir funciones de diseño y paisijísticas, ayudan a complementar elementos de accesibilidad en la urbe. Algunos de estos elementos de mobiliario urbano podrían ser: papeleras, bancos, bolardos en aceras, paradas de transporte público, marquesinas con paneles de información, farolas y elementos de iluminacón, paneles y vallas publicitarias, placas de alcantarillado, imbornales y alcorques, fuentes, jardineras, etc.

Actualmente se está fomentando que la implantación del mobiliario urbano no sólamente debe realizarse con criterios funcionales y estéticos, también responder a unos criterios sostenibles, es decir, buscando la máxima integración en el entorno. Además, se solicita que sus elementos respondan a criterios de eficiencia energética, tanto en su fabricación como en su funcionamiento habitual.

Gracias al esfuerzo de muchas entidades, se está logrando desarrollar un nuevo modelo de mobiliario urbano cada vez más sostenible, que a la vez, responde a un diseño solicitado, a la integración con el paisaje y además, contempla aspectos de eficiencia energética y ahorro de costes medioambientales y económicos en su funcionamiento.

De hecho, muchos de los nuevos elementos o muebles urbanos que responden a eficiencia energética buscan la multifuncionalidad, de forma que a la vez cumplen su propósito, producen energía mediante fuentes renovables. Se trata de un esfuerzo por conseguir sus propios objetivos en el tiempo previsto, con la calidad esperada y al menor coste.

Did you like this? Share it:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *