Fundición, El proceso para producir piezas de metal

fundiciones rey

La fundición es el proceso que se realiza para producir piezas y diferentes objetos metales mediante el sistema de vaciado de un metal fundido en el interior de un molde con la forma de la pieza que se desea obtener y que después es enfriado y solidificado. Este proceso de fundición se lleva practicando desde tiempos antiguos para cumplir funciones artísticas, de hecho, se han encontrado ciertas obras fabricadas con alrededor de unos 4000 años de antigüedad.

Con la revolución industrial se fueron extendiendo los altos hornos y la técnica de la fundición para construir elementos y piezas de diferentes metales para la construcción destinada para  todo tipo de industrias: por ejemplo, se necesitaba esta técnica para la construcción de planchas de acero para barcos, trenes, coches, maquinaria pesada y armamento bélico, etc. Así el crecimiento de la industria fue determinante para el sector siderúrgico y la actividad de la fundición fue perfeccionándose, aplicando metales más puros y con mejoras químicas que lograban aumentar su resistencia y durabilidad.

Aunque se debe mencionar que fue inicialmente la construcción de puentes metálicos el mayor reto al que se enfrentó la industria, que supuso un gran avance en el transporte, ya que se logró reducir distancias y mejorar la comunicación y el comercio entre diferentes regiones.

Hoy día gracias a la fundición encontramos multitud de utensilios fabricados con metales que han sido elaborados gracias a esta técnica, desde las herramientas de trabajo que usamos cotidianamente, los materiales eléctricos y electrónicos que tenemos en casa, los vehículos de transporte como los coches que conducimos o los autobuses, ferrys, aviones, los bancos de un parque, las tapas del alcantarillado, etc… todo nuestro entorno está repleto de objetos que han sido fabricados por medio de metales en la fundición.

La gran ventaja de esta forma de producción es que las piezas son fácilmente dimensionables a cualquier forma y tamaño, ya que se utilizan moldes para fabricarlas.

Estos moldes, normalmente, están divididos en dos partes, el cope y la draga; pueden ser de arena, arcilla o resinas. Una vez enfriado y desmoldado, el producto final es tratado para estar listo para su uso.

Did you like this? Share it:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *